• Junio

    17

    2015
  • 420
  • 0
Mitos y leyendas sobre el punto G

Mitos y leyendas sobre el punto G

Llegados a pleno siglo XXI seguimos llenando páginas y páginas de revistas y blogs sobre la existencia o no del punto G, se cree saber quién lo descubrió, cuando y donde, se han diseccionado cadáveres buscando su existencia dando como resultado las dos variables posibles, científicos pletóricos convencidos de haber encontrado ese diamante en bruto escondido en lo más profundo e íntimo de una mujer, y científicos más escépticos que aseguran la no existencia de un punto concreto que ejerza tal explosión de sensaciones.

De todas las teorías, a mí personalmente me gustó mucho la aportada por la sexóloga Denise Saldaña, esta mujer inteligente, preciosa y sobretodo muy sensual y sexual, afirmaba que el punto G de la mujer se encuentra en todo su sexo, uniéndose a los escépticos que no creen en la existencia de tal punto, esta teoría se basa en el hecho de que en la vagina de la mujer se concentran más de un millón de terminaciones nerviosas, y que el clítoris es una formación física perfectamente visible donde confluyen muchas de estas terminaciones, pero, y aquí viene la aportación de esta encantadora erudita, todos los cuerpos son únicos, exquisitamente personalizados y nunca exactamente duplicados, lo que quiere decir que es completamente imposible que tantas terminaciones nerviosas por si solas crearan un punto de unión, concentrado exactamente en el mismo sitio en todas las personas sin dejar una evidencia física.

Para darle fuerza a su teoría La Sta. Saldaña no duda en explicarnos porque su visión es la buena, para ello nos remontamos a sus orígenes como persona, como mujer y por último como sexóloga. No tiene figuritas de plástico sobre su mesa para mostrar el aparato reproductor femenino, no nos ha recibido en un fastuoso despacho con madera de roble y aire señorial, no tiene títulos en sus paredes, pero Denise rebosa sexualidad, nos explica cómo se pagó la carrera de medicina trabajando como chica de compañía en Barcelona, una mujer tan hermosa a sus 50 años tenía que ser increíblemente guapa con 18 cuando empezó, bisexual y completamente abierta a cualquier práctica placentera, nos admite que su sexo ha sido recorrido de arriba a abajo por más de 1000 personas, algunas más delicadas, otras más rudas, pero de todas y cada una de ellas ha aprendido algo. Cuando yacía con mujeres aprovechaba para introducirse en sexos ajenos, intentaba recrear de alguna manera sensaciones vividas en sus propias carnes más íntimas, ha pasado horas buscando el punto G, obteniendo en el camino el placer más deseado. Después de mucho buscar, sentir y disfrutar, al final de sus carrera ha aprendido que el punto G es un mito, y que lo que genera placer en la mujer dentro de su vagina, es el tacto y sentido de una zona muy sensible y poco practicable completamente rodeada de terminaciones nerviosas que generan placer.

Con una sonrisa malévola nos anima a seguirla en su blog, la semana que viene explicará su teoría sobre el punto G masculino y nos adelanta que nos va a encantar. También nos recuerda que en su consulta como sexóloga da clases prácticas sobre cómo dar y recibir placer, nos asegura que las más bellas y cotizadas chicas de compañía de todo el país pasan por su consulta y por su sexo.

Mitos y leyendas sobre el punto G

el punto g

DEJA UN COMENTARIO

You comment will be published within 24 hours.

Cancel reply
© Copyright 2015 ROSELLÓN 315 BARCELONA